Max DePree en su libro Liderazgo es un arte asevera que,
"la evidencia de un liderazgo sobresaliente se nota principalmente en los seguidores". Por eso, debiéramos preguntarnos: ¿Alcanzan su potencial? ¿Están aprendiendo? ¿Logran los resultados deseados? ¿Manejan con tino los cambios? ¿Manejan los conflictos de una manera positiva y productiva?


En Top Line creemos que el desarrollo de los colaboradores es la llave para incrementos en las ventas, la rentabilidad, la satisfacción de los clientes, la retención del personal más valioso y la permanencia y el éxito de las organizaciones.

El desarrollo personal y profesional incluye capacidades para:

  • •  Autoconocimiento y autoestima.
  • •  Conocer, comprender y apreciar a los demás, aun las personas diferentes a uno.
  • •  Saber escuchar.
  • •  Ser capaz de comunicar sus ideas e influir en los demás.
  • •  Crear relaciones interpersonales productivas en el trabajo.
  • •  Saber emplear distintas estrategias para relacionarse y comunicarse con otros
       según sus estilos o motivadores.
  • •  Administrar su tiempo.
  • •  Analizar y resolver problemas.
  • •  Fijar objetivos personales laborales o profesionales.
  • •  Organizar su propio trabajo.
  • •  Autodirigirse.
  • •  Hacerse cargo de su propio desarrollo.

En el trabajo, un objetivo clave de los esfuerzos de desarrollo es incrementar la frecuencia e intensidad de las acciones profesionales. Estas dependen de una variedad de factores que los programas competentes toman en cuenta.


INNATO   APRENDIDO
Habilidades innatas Características personales   Conocimientos
Experiencia
Capacidades aprendidas
 
  ACTITUDES          Y          MOTIVACION  
COMPETENCIAS
ACCIONES
RESULTADOS
 
Acciones Profesionales   Acciones NO Profesionales


Sabemos que en el trabajo, el éxito es el motivador más poderoso de todos. Nuestro trabajo es ayudar las organizaciones a motivar a sus colaboradores al prepararlos para experimentar y disfrutar el éxito.